Como trabajar y estudiar

Como trabajar y estudiar

Trabajar y estudiar tiene muchos beneficios, pero también conlleva muchos desafíos. Prepárate para navegar en los tiempos difíciles y alcanzar con éxito tus metas. Tomarse un poco de tiempo para trabajar en estos pasos lo capacitará para aprovechar al máximo esta temporada de su vida. 

Investiga las posibilidades de estudiar en tu trabajo.

Muchas veces las empresas pueden ofrecer facilidades para que sus empleados crezcan profesionalmente. Habla con tus jefes sobre tus intenciones de estudiar, puede que te apoyen económicamente o con un horario flexible, nunca se sabe si para la empresa en la que trabajas, pueda dar la facilidad de trabajar y estudiar.

Dar prioridad a los compromisos

Tienes que aceptar que deberás reordenar tus actividades y prioridades actuales. Sé claro antes de comenzar a estudiar sobre actividades no negociables y agradables. Esto incluye reordenar los compromisos personales, familiares, laborales y sociales. Con todo lo que tienes que hacer, está bien decir ‘no’ o reducir tu participación para que pueda alcanzar sus metas.

Usa un calendario

Al agregar el estudio a tu vida ya ocupada, no puedes darte el lujo de confiar en tu memoria para realizar un seguimiento de las fechas importantes. Crea un calendario maestro que incluya compromisos personales, profesionales y académicos para que pueda ver fácilmente dónde podrían estar tus puntos de presión. Haga que este calendario sea visible para su familia para que pueda planificar las horas pico de estudio.

Trabaja de forma más inteligente, no más difícil

Cuando sea posible, utilice su empresa como base para asignaciones o proyectos de investigación. Cree oportunidades para mostrar su creciente conjunto de habilidades y reduzca el tiempo y el estrés que implica la investigación de organizaciones desconocidas. Muchos estudiantes también se toman un tiempo durante las horas del almuerzo para leer, investigar tareas o revisar notas de exámenes. Incluso puede encontrar tiempo para escuchar conferencias durante su viaje diario al trabajo o durante el almuerzo. 

Controle los niveles de estrés y el agotamiento.

El estrés es una parte inevitable de trabajar y estudiar. Es fácil aprovechar cada momento libre para estudiar, pero no es una estrategia eficaz. Si tu desempeño laboral o tus resultados académicos comienzan a disminuir, toma medidas tempranas. Reduce el estrés programando un tiempo de relajación; de lo contrario, te sentirás culpable cuando te tomes un tiempo no planificado para tus amigos y familiares. Para rendir al máximo, asegúrate de dormir lo suficiente, mantenerte físicamente activo y disfrutar de pasatiempos o actividades sociales. Si la situación laboral o familiar cambia, es posible que desee reducir su carga de estudio o tomarse un semestre de descanso para no resentirse con el estudio y tener un desempeño deficiente. 

6. Finalmente, recuerda por qué lo estás haciendo

Crea un tablero de visión o muestra tus objetivos para que puedas verlo todos los días. Siempre que empieces a sentirte abrumado, recuerda por qué está haciendo sacrificios en este período de su vida. Concéntrate en tus metas, celebra el pequeño hito y recuerda que no será así para siempre. Aunque a veces pueda parecer abrumador, otras personas lo han logrado, ¡y tú también puede hacerlo! No estarías tratando de trabajar y estudiar simultáneamente si no tuvieras buenas razones.

También te puede interesar: 10 títulos universitarios con mayor futuro laboral

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *